Beautiful Boy: un relato honesto sobre adicciones y vínculos familiares

Beautiful Boy sigue la historia de Nic Sheff (Timothée Chalamet), un adolescente adicto a las drogas y su padre David (Steve Carell), un periodista de San Francisco, que intenta ayudarlo a salir de ellas una y otra vez.

La película muestra como una crónica el camino de Nic por la adicción, con sus períodos de recuperación y recaídas -al tiempo que nos muestra un padre que busca ayudar y entender lo que su hijo atraviesa, en tensión con una ex-esposa (madre de Nic) que intenta lo mismo desde la distancia, y el impacto que esto genera en los demás integrantes de la familia.

A partir de los recuerdos de Dave vamos reconstruyendo la historia familiar de ambos: el casamiento con su segunda esposa Karen (Maura Tierney); el nacimiento de un hermano menor; despedidas en aeropuertos durante las visitas de Nic a su madre y charlas entre padre e hijo durante la pre-adolescencia. Y en estos fragmentos vemos, además, la cercanía y afecto que hubo siempre, entre un padre que en lugar de depositar expectativas y exigencias, intenta hacerle ver sus méritos e incentivarlo y un adolescente con interrogantes e incertidumbre sobre el futuro.

Beautiful Boy es una película interesante porque muestra este camino por la adicción, con sus períodos de recuperación y recaídas, de una manera que intenta ser lo más honesta y realista posible. No recurre a situaciones puntualmente dramáticas o extremas como detonante de las recaídas de Nic, sino que trata de captar que esto tiene que ver con algo mucho más complejo a lo cual, como espectadores, no podemos acceder, porque es interno del personaje y de quienes atraviesan dicha situación. Solo nos da una pequeña aproximación a partir de los recuerdos de Dave, como se mencionó antes, y otros recursos como, por ejemplo, los cuadernos de Nic, en los cuales escribe como una especie de catarsis el desgaste luego de meses de sobriedad, miedo y angustia que este agotamiento le genera. Pero de nuevo, es una breve aproximación a algo que es mucho más complejo e interno a la persona que está en esa situación.

Dirigida por Felix Van Groeningen, Beautiful Boy es una historia real, y se basó en los libros escritos por sus propios protagonistas: “Beautiful Boy: A Father’s Journey Through His Son’s Addiction”, de David Sheff; y “Tweak: Growing Up On Methamphetamines”, de Nic Sheff. Tanto Van Groeningen como Timotheé Chalamet obtuvieron el premio Hollywood Film Awards en las categorías de Mejor Director y Actor de Reparto respectivamente. Además, Chalamet fue nominado en la categoría Mejor Actor de Reparto en los premios Golden Globe, Critics’ Choice Award, Screen Actor Guild Awards, entre otros.

Mirá el trailer de la película haciendo click acá.

Por Noe Escobar

Comentarios

2019-02-06T12:30:10+00:00