¿Por qué Japón tiene un índice de obesidad tan bajo?

Según el último informe sobre conflictos alimenticios publicado por la OMS, Japón ocupa el puesto 38 entre los países con el índice de obesidad más bajo con tan solo el 3,5% de su población adulta con sobrepeso

La lista de 50 países con los índices de obesidad más bajo, está repleta de naciones que sufren de hambre, pobreza o inseguridad o las tres al mismo tiempo. Sin embargo en el puesto 38 de esta lista se encuentra Japón un país que no sufre tan duramente ni la pobreza ni la falta de alimentos. Es el país con mejor indice del G8, con solo el 3,5% de su población adulta con sobrepeso.

Por su parte Reino Unido tiene un índice aproximado del 26% y Estados Unidos con más del 33% de su población con obesidad. El nivel de obesidad de Japón es tan bajo que el gobierno prefiere planificar sus políticas de acuerdo con el nivel de sobrepeso, para que los números sean más altos.

Ante este asombroso número, BBC entrevistó a Katrin Engelhardt, experta en nutrición para la región del Pacífico Occidental de la Organización Mundial de la Salud (OMS), sobre cómo Japón ha logrado mantener un nivel bajo de obesidad y sobrepeso en todas las edades de la población.

Engelhardt contó que: hay un gobierno comprometido en sus políticas a mantener a raya el sobrepeso, invirtiendo recursos sustanciales en programas de nutrición y de educación para la salud pero también en leyes específicas. Todas estas medidas forman parte de una campaña nacional para la promoción de la salud llamada Salud Japón 21.

La ley Shuku Iku, vigente desde 2005, determina procesos como:

  • Los menús saludables en las escuelas.
  • La contratación de nutricionistas profesionales que además tienen titulación de profesores y dan clases específicas sobre alimentación.
  • La promoción de una cultura social alrededor de la comida: los niños ayudan a preparar y a repartir la comida en el colegio, cada día a la hora de comer transforman la clase en una suerte de restaurante, ayudan a poner la mesa, el mantel, se sirven unos a otros y comen juntos en la clase. Mantienen la idea de que “comer es un acto social”

Otra legislación que Engelhardt destaca para explicar el éxito japonés es la ley Metabo (de metabolismo), que anima a los adultos entre 40 y 75 años a hacerse una medición anual del contorno de la cintura. Si las medidas no son saludables las empresas animan a los empleados a acudir a sesiones de ayuda y a hacer más ejercicio.

Pero además de las medidas legislativas, existen peculiaridades culturales que ayudan a los japoneses a mantener el peso a raya. Los japoneses están muy orgullosos de los pequeños terrenos y de las huertas suburbanas donde producen sus alimentos de manera natural. “En Japón en los eventos familiares, en la cocina tradicional, se sirven muchos platos en porciones pequeñas, con muchos vegetales y con mucha comida fresca”, explica Engelhardt.

Comentarios

2017-05-23T23:51:00+00:00